- No somos un refugio ni una protectora, no damos gatos en adopción al primero que cruce nuestra puerta. Si se da el caso, lo remitiremos a una de nuestras asociaciones colaboradoras para que entre ellos decidan qué hacer.

- Para adoptar a uno de nuestros gatos, es obligatorio conocerlos. Queremos que el nuevo adoptante elija al gato por afinidad con él, y a la inversa, y no por su color, tamaño, edad o estado de salud. Creemos que es importante que los conozca a todos e interactúe con ellos antes de decidirse por uno u otro.

- Nuestro personal conocerá a esa persona y le asesorará sobre qué gato le conviene más con su estilo de vida, procurando encontrar el gato más afín. Si esa persona no nos da confianza, se paralizará el proceso.

- Toda persona que quiera adoptar uno de nuestros gatos debe convertirse en socio de número de ABRIGA, con la cuota que más le convenga, que puede ser la mínima.

- La adopción es completamente gratuita, pero se obligará al nuevo propietario la asistencia al “curso básico sobre el gato” (de precio módico y descuentos por adopción), en el cual se dan conocimientos fundamentales de cómo cuidar y tratar al gato para una buena convivencia futura, así como para la detección de problemas.

- El gato se entrega siempre con contrato, con exigencias básicas sobre su mantenimiento, y con el compromiso explícito de devolución en caso de no poder atender por la causa que sea. El chip siempre permanecerá a nombre de ABRIGA, para que bajo cualquier incidencia, el gato vuelva a manos de la asociación, y ya será nuestro equipo el que se ponga en contacto con el adoptante.

- Se realizarán seguimientos periódicos, primero bastante constantes y que se irán espaciando en el tiempo.

- Se pondrá a disposición del nuevo adoptante el servicio de terapia personalizada. Si se presenta algún problema en la convivencia, queremos apoyar a esta persona y a su gato para solucionarlo a la mayor brevedad posible, evitando incompatibilidades que puedan llevar a la devolución del animal.

- Se ofrecerá también gratuitamente un primer servicio de asesoramiento personalizado, con visita a su hogar, para poder acomodarla a las necesidades del nuevo animal.

- Tendremos también una oferta de cursos relacionados con el gato para que el adoptante aprenda más sobre su animal si así lo desea.